Las propiedades inmunomoduladoras del hongo Pleurotus

03/11/2018
  • Hay un gran interés en el estudio de los hongos, tanto de su composición nutricional como de su composición en principios biológicamente activos. Entre los compuestos bioactivos de los hongos destacan polisacáridos, proteínas, flavonoides, lignanos, ácidos fenólicos, ligninas, triterpenos…
  • Algunas de las propiedades saludables que presentan los hongos y sus compuestos bioactivos son: inmunomoduladora, antioxidante, antialérgica, antiobesidad, hipocolesterolemiante, antidiabética, antihipertensiva, hepatoprotectora…
  • Los hongos han sido utilizados en la medicina tradicional oriental durante cientos de años pero ha sido en las últimas tres décadas cuando se han comenzado a estudiar científicamente. Por ejemplo, en los últimos 30 años se han aislado y analizado muchos polisacáridos y complejos polisacáridoproteína de los hongos. Los efectos más prometedores de estas moléculas son su capacidad para modular el sistema inmunitario. Dentro de este grupo, los betaglucanos han demostrado ser uno de los grupos más activos con efecto inmunomodulador. Los betaglucanos se encuentran principalmente en levaduras y hongos. El efecto inmunomodulador de los betaglucanos de los hongos se manifiesta en la mejoría de la inmunidad innata (primera línea defensiva celular, no específica) y de la inmunidad adaptativa o adquirida (línea defensiva celular de respuesta más específica); ya que se produce un incremento del número de macrófagos y de linfocitos T y un aumento de su funcionalidad, que se manifiesta en un aumento de la producción de citoquinas. Se han llevado a cabo varios estudios científicos para valorar el efecto inmunomodulador de los betaglucanos del hongo Pleurotus ostreatus en pacientes con infecciones respiratorias de repetición y valorar si puede utilizarse como tratamiento preventivo en estos casos. Los resultados de dichos estudios han corroborado el efecto inmunomodulador de los betaglucanos de Pleurotus ostreatus, ya que se ha observado: Disminución del número de episodios de infecciones respiratorias. Disminución de las visitas a urgencias, de la necesidad de tratamiento farmacológico y de las faltas de asistencia a la guardería/colegio. Y mejoría de los síntomas en los casos que han sufrido algún episodio. Es decir: Los pacientes han sufrido menos episodios infecciosos respiratorios y los han tolerado mejor. También se ha descrito actividad antialérgica para estos betaglucanos. Un estudio llevado a cabo en personas con infecciones respiratorias de repetición corroboró el efecto antialérgico, al observar: Una disminución en el número de eosinófilos circulantes en plasma. Estabilización de los niveles plasmáticos de Inmunoglubulina E. Estos resultados fueron más evidentes en las personas que eran atópicas. Publicado enHongos Medicinales

buscar...

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto